4 – Violaciones sistemáticas de los derechos
Índice Global de los Derechos de la CSI

Túnez

La afiliada de la CSI en Túnez es la Union Générale Tunisienne du Travail (UGTT).

En la Práctica

Ordenar por:

Carga policial con gases lacrimógenos contra jóvenes tunecinos que protestaban contra el desempleo25-01-2016

El suicidio de un joven tunecino desempleado provocó una conmoción política y social. Jóvenes tunecinos salieron a la calle reclamando políticas de empleo y una respuesta política a lo que se ha convertido en una plaga en el país, con una tasa de desempleo que llega al 31,2% para los universitarios y 31,8% para la juventud en general.

Las protestas se iniciaron en Kasserine –localidad donde tuvo lugar el suicidio– y, en respuesta, el Ministerio del Interior decretó el toque de queda como medida preventiva. Con todo, la protestas continuarían durante la noche y en los días siguientes se extendieron a distintas ciudades, incluyendo Tahla, Fernana y Meknasi. Para reprimir las protestas, el 19 de enero las fuerzas policiales lanzaron gases lacrimógenos y cargaron violentamente contra cientos de manifestantes.

Tras esta primera protesta, el descontento se propagó a todo el país y amplió su base, pasando de los jóvenes desempleados a otras categorías de trabajadores. Incluso, el 25 de enero, varios miles de policías se manifestaron frente al palacio presidencial en Cartago reclamando mejores salarios y condiciones de trabajo. Las fuerzas policiales tunecinas han tenido una importancia crucial y estuvieron en primera línea en la guerra contra los militantes islamistas que, en 2015, atacaron varios puestos de control del ejército. No obstante, sus salarios no han cambiado y son increíblemente bajos (apenas unos 300 USD al mes), mientras que sus condiciones de empleo son particularmente malas a diferencia de las de las fuerzas del ejército.

Presidente del sindicato de periodistas denuncia violaciones contra la libertad de prensa03-03-2016

Con ocasión del Día Mundial de la Libertad de Prensa, el 3 de marzo de 2016, el presidente del Syndicat national des journalistes tunisiens (SNJT), Néji Bghouri, denunció las continuas violaciones contra la libertad de prensa en Túnez. Bghouri presentó el informe anual de la SNJT, donde se ponen de relieve las múltiples violaciones contra la libertad de prensa perpetradas por el Parlamento, el Gobierno y ciertos altos responsables que presentan cargos contra periodistas y ciudadanos en general. El informe anual documenta asimismo actos de violencia física perpetrados por miembros de las fuerzas de seguridad y los militares contra periodistas que realizaban su trabajo, instando a las autoridades a brindar mayor protección a los profesionales del periodismo.

Activista de un sindicato de fuerzas de seguridad encarcelado por presunta difamación07-02-2017

Walid Zarrrouk, guardián de prisiones y miembro del sindicato de fuerzas de seguridad republicanas, fue detenido arbitrariamente y le han sido impuestas diversas condenas por denunciar las prácticas de represalias por parte de las fuerzas policiales tunecinas contra aquellos que se atreven a criticarlas. Zarrouk ha recibido sentencias de dos tribunales diferentes en relación con tres casos distintos, sumando una condena total de dos años y ocho meses de prisión. Concretamente, el 23 de noviembre de 2016, un tribunal de Túnez lo condenó a un año de prisión en aplicación del artículo 128 del código penal, por una entrevista concedida a la televisión durante la cual manifestó que las autoridades tunecinas presentan cargos falsos contra sus detractores. Ese mismo día otra cámara del mismo tribunal lo sentenció a ocho meses de prisión por haber criticado al ex Ministro del Interior en un periódico local, acusando a su partido de estar implicado en una red terrorista.

El 7 de febrero de 2017, en base a una inculpación presentada por la unidad judicial antiterrorista, sería condenado a un año de prisión por otro tribunal tunecino por un mensaje publicado en Facebook criticando al director de la unidad antiterrorista de la Guardia Nacional, así como a un juez de instrucción y a la fiscalía. Estos no son sino los últimos de una larga serie de juicios abiertos contra Zarrouk. El 9 de septiembre de 2013, un juez de instrucción ordenó su detención durante cuatro días por una entrada en Facebook donde criticaba la politización de los procesos judiciales, y en octubre de 2015 había sido condenado a tres meses de prisión –de los que cumpliría dos– igualmente por mensajes en Facebook criticando a un fiscal.

En 2011, las autoridades de transición de Túnez liberalizados el código de la prensa y la ley sobre medios audiovisuales, eliminando la mayoría de las sanciones penales previstas por infracciones relativas a la libertad de expresión. No obstante, las acusaciones y condenas por discursos no violentos continuaron, basándose en artículos represivos de diversos códigos jurídicos que los órganos legislativos provisionales tunecinos no llegaron a enmendar, lo que desembocaría en causas penales abiertas contra al menos 16 personas desde diciembre de 2011 por declaraciones consideradas como difamatorias contra personas o instituciones del Estado.

El Nobel de la paz en un contexto de grave crisis socioeconómica09-10-2015

El 9 de octubre se concedió el Premio Nobel de la Paz al “cuarteto” de Túnez, establecido a iniciativa de la Union générale tunisienne du travail (UGTT), que agrupa asimismo a las organizaciones Union tunisienne de l’industrie, du commerce et de l’artisanat (UTICA), Ligue tunisienne des droits de l’homme (LTDH) y Ordre national des avocats de Tunisie. Estas cuatro organizaciones recibieron el galardón por su contribución en la negociación de la transición democrática tunecina y a la adopción de una constitución basada en los derechos humanos fundamentales; además de por ayudar a evitar los enfrentamientos sangrantes que padecieron otros países durante la Primavera Árabe. El país se encontraba paralizado cuando estas cuatro organizaciones lanzaron su famoso llamamiento al “diálogo nacional”.

Pero nada ha cambiado desde entonces. Un informe de 2015 sobre el diálogo social diálogo social Discusión y cooperación entre los interlocutores sociales respecto a cuestiones de interés común, como la política económica y social. Incluye la participación del Estado cuando se practica el tripartidismo. tunecino encargado por la fundación Friedrich Ebert Stiftung hizo inventario de los obstáculos que habría que sortear para su reforma en profundidad y concluyó destacando la importancia de la educación y la formación adaptada al sistema productivo actual, así como una mejor gobernanza de las instituciones públicas y privadas.

El país está sumido en una crisis económica profunda. El turismo, uno de los pilares de la economía, está totalmente devastado debido al terrorismo. En los cuatro años transcurridos desde la revolución, el poder adquisitivo ha descendido un 40% y el número de personas pobres ha aumentado un 30%. Los sindicatos reclaman una subida salarial y se han multiplicado las movilizaciones sociales y las huelgas.

Días después de la concesión del Premio Nobel, se anuló una importante reunión para retomar el diálogo social diálogo social Discusión y cooperación entre los interlocutores sociales respecto a cuestiones de interés común, como la política económica y social. Incluye la participación del Estado cuando se practica el tripartidismo. , debido a la ausencia de la UTICA. La UGTT ha sido blanco de violentos ataques en los medios de comunicación, a los que ha respondido subrayando la importancia de aunar los esfuerzos nacionales, cada uno según su capacidad, y rechazando que sean los trabajadores/as quienes carguen con todo el peso de las repercusiones de la crisis.

Un decreto antiterrorista liberticida24-11-2015

Después del atentado de Sousse, el 4 de julio, el Presidente tunecino decretó el estado de emergencia durante un mes. Las organizaciones de derechos humanos, además de la UGTT, expresaron su temor de que este decreto sirviera para limitar la libertad de expresión, de reunión y asociación, además de los derechos sindicales. El decreto permitía al Ejecutivo prohibir cualquier manifestación considerada una amenaza contra el orden público y desautorizar toda reunión que pudiera provocar algún desorden. A finales de julio se prolongó dos meses más el estado de emergencia. Durante ese tiempo, el Parlamento aprobó una nueva ley antiterrorista, criticada por la sociedad civil por su potencial deriva liberticida.

En este contexto de primacía de la seguridad, las fuerzas del orden reprimieron el 1 de septiembre una manifestación en Túnez convocada ante la sede de la UGTT. Las fuerzas del orden dispersaron a golpes a algunos manifestantes y arrestaron a otros, como Lasaad Yakoubi, Secretario General del sindicato de docentes Union des écoles secondaires, o Nejib Sellami, de la UGTT. Después de varias horas detenidos en la comisaría de policía fueron puestos en libertad. Los manifestantes protestaban contra el proyecto de ley sobre la reconciliación en el ámbito económico y financiero, una ley que amnistía a los empresarios que se beneficiaron del sistema de Ben Ali. La UGTT se opone enérgicamente a esta ley. La actuación policial del 6 de septiembre en Sfax fue especialmente violenta y grave. El Gobierno levantó el estado de emergencia el 2 de octubre y lo reinstauró el 24 de noviembre, después de un nuevo atentado en Túnez que provocó la muerte de 12 miembros de la guardia presidencial. En Túnez y sus alrededores se impuso, además, un toque de queda entre las 9 de la noche y las 5 de la mañana.

Precariedad y amenazas contra la prensa31-12-2015

Además de lidiar con las amenazas a la libertad de prensa, el sindicato de periodistas Syndicat national des journalistes tunisiens (SNJT) no tuvo fácil defender a sus miembros frente a los empleadores. Numerosos periodistas fueron despedidos arbitrariamente en 2015. Según el SNJT, los periodistas padecen una enorme precariedad laboral, además la represión y los peligros en que incurren. Casi las tres cuartas partes de los periodistas de prensa escrita no están cubiertos por ningún convenio colectivo convenio colectivo Acuerdo, generalmente por escrito, que incorpora los resultados de una negociación colectiva entre representantes de trabajadores y empleadores. También contrato colectivo.


Véase negociación colectiva
y carecen de contrato de trabajo claro.

Amenazas recurrentes a la UGTT y sus dirigentes.31-07-2015

En enero, la Union générale tunisienne du travail (UGTT) recibió amenazas contra su sede en Túnez y su Secretario General, Houcine Abassi. El Primer Ministro del país, Habib Essid, alertó personalmente a Houcine Abassi sobre el riesgo de atentado contra dirigentes de la UGTT. Los islamistas radicales yihadistas tienen ya por costumbre proferir amenazas de muerte contra la UGTT en las redes sociales. En los últimos años, varios dirigentes sindicales han recibido amenazas en numerosas ocasiones. A finales de 2014, gracias a la celosa intervención del servicio de seguridad de la UGTT, Houcine Abassi logró salir indemne de un atentado cuando abandonaba su oficina en coche.

Amenazas de muerte contra el líder de la UGTT19-06-2014

Una llamada telefónica anónima a la central sindical central sindical Organización sindical a nivel nacional, regional o de distrito, a la que están afiliados distintos sindicatos. Suele denotar una federación o confederación de ámbito nacional. Union générale tunisienne du travail (UGTT), el 15 de enero de 2015, profirió amenazas de muerte contra su Secretario General, Houcine Abbasi. La persona que llamó también amenazó con poner una bomba en la Plaza Mohammed Ali frente a la sede de la UGTT. Las fuerzas de seguridad recorrieron la zona e implementaron importantes medidas de seguridad. En la mañana del 16 de enero, la UGTT recibió otra amenaza, esta vez la de detonar un coche bomba al paso de la comitiva de vehículos del Secretario General. La UGTT ha experimentado un reciente aumento de ataques y amenazas contra su organización. Las amenazas empezaron justo después de que apoyara una huelga huelga Forma más común de acción industrial, la huelga es el paro concertado del trabajo por parte de los empleados durante un tiempo limitado. Puede asumir diversas formas.

Véase huelga general, huelga intermitente, huelga rotatoria, huelga de brazos caídos, huelga de solidaridad, huelga salvaje
de transporte que paralizó el transporte público en Túnez durante cuatro días.

Fábrica de galletas Saida se niega a aplicar el convenio colectivo12-06-2014

Los trabajadores y trabajadoras de la fábrica de galletas Saida, en Ben Arous, al sur de Túnez, mantuvieron un paro laboral durante tres días reclamando la aplicación de los convenios negociados con la dirección en marzo de 2014. El sindicato local sindicato local Rama local de una organización sindical de nivel superior, como por ejemplo un sindicato nacional. de la FGAT-UGTT en la empresa conjunta Mondelez-SOTUBI pedía, entre otras reivindicaciones, que se contrate de manera permanente a los trabajadores temporales que llevan trabajando para la empresa desde hace más de cuatro años, y el pago de horas extraordinarias a los conductores. La huelga huelga Forma más común de acción industrial, la huelga es el paro concertado del trabajo por parte de los empleados durante un tiempo limitado. Puede asumir diversas formas.

Véase huelga general, huelga intermitente, huelga rotatoria, huelga de brazos caídos, huelga de solidaridad, huelga salvaje
de tres días fue convocada después de que se rompieran las negociaciones el 12 de junio de 2014.

La policía utiliza gases lacrimógenos31-07-2013

En julio de 2013, la policía antidisturbios lanzó gases lacrimógenos para dispersar a los manifestantes congregados frente al Ministerio del Interior. Protestaban por el asesinato de Mohamed Brahmi, que fuera líder de la oposición, coordinador general y miembro de la Asamblea Nacional Constituyente y una figura destacada en la coalición del Frente Popular. Chokri Belaid, el líder de dicha coalición, había sido asesinado también el 6 de febrero de 2013.

Injerencia en locales sindicales01-11-2012

Cientos de hombres armados con cuchillos, palos y bombas molotov saquearon el sede de la UGTT en Túnez el 04 de diciembre, mientras que una vigilia estaba celebrada para conmemorar el 60 aniversario del asesinato del fundador del sindicato Farhat Hached. Diez personas resultaron heridas
La UGTT sospecha de la Liga para la Protección de la Revolución. Aunque en diciembre de 2012 se estableció una comisión de investigación, todavía no se ha presentado ningún informe debido a la presión que el partido en el poder ha estado ejerciendo sobre la comisión.

Prohibición de manifestaciones20-09-2013

El Ministerio del Interior prohíbe con regularidad que se lleven a cabo manifestaciones en la Avenue Bourguiba, en Túnez.

Amenazas de muerte contra sindicalistas20-09-2013

El Secretario General de la Union Générale Tunisienne du Travail (UGTT) ha sido objeto de varias amenazas de muerte. El sindicato sospecha de los grupos salafistas por el hecho de que éstos acusan continuamente a la UGTT de obstaculizar el desarrollo económico.

Trabajadores excluidos de la negociación colectiva20-09-2013

Los trabajadores/as de las zonas francas industriales y las trabajadoras del hogar están excluidos del derecho a negociar colectivamente.

© ITUC-CSI-IGB 2013 | www.ituc-csi.org | Contact Design by Pixeleyes.be - maps: jVectorMap