Irán, República Islámica del - Las fuerzas de seguridad detienen y golpean a trabajadores por manifestarse

El 16 de septiembre de 2019, las fuerzas especiales de seguridad lesionaron a alrededor de 20 trabajadores y detuvieron a otros 40 en el Complejo Industrial de HEPCO en la ciudad de Arak, situada 281 kilómetros al oeste de Teherán, la capital.

HEPCO, que produce equipos de construcción de carreteras para Irán y otros países de Oriente Medio y que fue fundada antes de la Revolución Islámica, se privatizó en 2017. Los activistas de los derechos laborales aseguran que los problemas para los trabajadores surgieron inmediatamente después de la privatización. Los nuevos propietarios empezaron a retrasar el pago de los salarios y a gestionar mal el complejo. Los trabajadores habían estado protestando durante todo septiembre y casi 900 empleados se estaban manifestando el 16 de septiembre cuando se llevaron a cabo las detenciones.

Los trabajadores han instado al gobierno en numerosas ocasiones a que devuelva la propiedad de HEPCO al sector público. Los trabajadores de muchas otras fábricas privatizadas de todo el país también se han unido a sus colegas en Arak e insisten en que sus condiciones laborales han empeorado después de la privatización de sus empresas. Además, parece que la plantilla se ha reducido de 8.000 a 1.000 trabajadores desde que se llevó a cabo la privatización. Las protestas continuaron el 22 de septiembre de 2019. Aproximadamente 30 de los detenidos fueron liberados durante las dos semanas siguientes; sin embargo, seis trabajadores permanecieron detenidos hasta el 28 de octubre de 2019.

En otro incidente similar en Arak, 21 trabajadores de AzarAb, una empresa que construye centrales eléctricas, plantas petroquímicas y refinerías de petróleo, gas y azúcar, fueron detenidos cuando se manifestaban contra la privatización.

© ITUC-CSI-IGB 2013 | www.ituc-csi.org | Contact Design by Pixeleyes.be - maps: jVectorMap