5+ – Derechos no garantizados debido a la desintegración del Estado de derecho
The ITUC Global Rights Index

Palestina

La afiliada de la CSI en Palestina es la Palestine General Federation of Trade Unions (PGFTU).

En noviembre de 2012, la ONU reconoció a Palestina por primera vez como Estado observador no miembro (resolución 67/19). Además, Palestina ha desarrollado relaciones bilaterales con más de 130 Gobiernos.

Sin embargo, aunque existe un proceso de paz intermitente a largo plazo, todavía no se ha alcanzado una solución de dos Estados que garantice la coexistencia de Israel y Palestina como dos Estados soberanos.

La constante ocupación israelí de Cisjordania, la existencia de asentamientos israelíes ilegales en la zona y el impacto que todo ello ejerce en la vida de los palestinos/as (incluido su acceso al agua), así como el bloqueo de Gaza, imponen serias limitaciones al potencial desarrollo económico y social de Palestina y hace que numerosos trabajadores palestinos dependan de precarios empleos en los asentamientos ilegales.

El informe más reciente del Relator Especial de la ONU sobre la situación de los derechos humanos en los territorios palestinos ocupados reveló que la prolongada ocupación israelí ha provocado la denegación del derecho a la autodeterminación del pueblo palestino. Asimismo, el informe asegura que las prácticas y políticas de Israel parecen constituir una forma de apartheid y segregación.

En julio de 2014, el Consejo de Derechos Humanos de la ONU publicó que Israel ha evitado sistemáticamente llevar a cabo investigaciones genuinas sobre la violencia y los delitos perpetrados contra los palestinos/as por las fuerzas de ocupación y los colonos, así como establecer mecanismos judiciales de rendición de cuentas en relación con sus acciones militares.

La agresión militar contra Gaza iniciada en junio de 2014 se consideró desproporcionada e indiscriminada. También se criticó a Israel por las graves violaciones de los derechos humanos de la población civil palestina, que incluyen detenciones y asesinatos en masa.

Es imposible que los trabajadores y trabajadoras puedan disfrutar de sus derechos en un país en el que las instituciones gubernamentales no exigen responsabilidades a los responsables de la violación sistemática de los derechos humanos y del derecho humanitario. El respeto al Estado de derecho resulta esencial cuando se trata de la protección de los derechos de los trabajadores/as.

En la Práctica

Ordenar por:

Prohíben viajar a líderes sindicales28-02-2013

El 28 de febrero de 2013, 28 representantes sindicales no pudieron cruzar el paso fronterizo internacional de Rafah para asistir a una serie de reuniones organizadas en Egipto por el Comité Ejecutivo de la Confederación General de Sindicatos de Palestina bajo los auspicios de la OIT Organización Internacional del Trabajo Agencia tripartita de las Naciones Unidas, establecida en 1919 con objeto de promover y mejorar las condiciones de vida y de trabajo. Es el principal organismo internacional encargado de desarrollar y supervisar las normas internacionales del trabajo.

Véase tripartidismo, Guía de la CSI sobre los derechos sindicales internacionales
. El Servicio de Seguridad Nacional declaró que los representantes sindicales no tenían permiso para viajar.

Discriminación antisindical01-03-2013
Dificultades para los palestinos que trabajan en zonas bajo la legislación laboral israelí31-12-2010

Unos 22.000 palestinos trabajan en asentamientos israelíes en los sectores de la construcción, la agricultura, la industria y los servicios; se calcula que otros 10.000 trabajan de modo informal. En 2010, la Autoridad Palestina (AP) prohibió a los palestinos trabajar en los asentamientos de Cisjordania como parte de una campaña extensa que incluía un boicot nacional de los asentamientos. Sin embargo, la Federación General de Sindicatos Palestinos (PGFTU) declaró que no prohibiría a los trabajadores trabajar en los asentamientos hasta que la Autoridad Palestina no les pudiera ofrecer otros empleos.

Los palestinos que trabajan en estas zonas estaban regulados por la legislación laboral jordana hasta el 2007, cuando un tribunal dictaminó que la legislación israelí debía aplicarse a los trabajadores palestinos e israelíes por igual, otorgando así a los palestinos las mismas condiciones laborales. Sin embargo, la ley no se suele respetar, hay pocos controles y, en caso de abuso, los trabajadores palestinos lo tienen muy difícil para obtener compensaciones o llevar al empleador a juicio. En muchos casos, los empleadores siguen pagando a los trabajadores palestinos sumas inferiores al salario mínimo israelí; además, tienen que trabajar en pésimas condiciones de sanidad y seguridad. Aunque el salario mínimo legal en Israel es de aproximadamente 5,50 USD por hora, los palestinos ganan 2 USD o menos por hora en los asentamientos. Cada vez se descubren más casos de niños trabajando en los asentamientos, a menudo en la construcción, en muy malas condiciones de seguridad y sin seguro de ningún tipo.

La discriminación obstaculiza la sindicalización de las trabajadoras30-11-2009

Los salarios de las mujeres trabajadoras equivalen al 60% de los salarios que reciben los hombres por realizar el mismo trabajo, y los salarios más bajos se encuentran en los sectores donde las mujeres constituyen la mayoría de la mano de obra, como la agricultura y los servicios. Los problemas de seguridad, la discriminación legislativa y las cuestiones culturales son factores que disuaden a las mujeres de acceder al mercado de trabajo. Según la Palestine General Federation of Trade Unions (PGFTU), las mujeres representan menos del 15% de la mano de obra palestina, y la mayoría de ellas no están sindicalizadas.

© ITUC-CSI-IGB 2013 | www.ituc-csi.org | Contact Design by Pixeleyes.be - maps: jVectorMap