4 – Violaciones sistemáticas de los derechos
Índice Global de los Derechos de la CSI

Uganda

La afiliada de la CSI en Uganda es la National Organisation of Trade Unions (NOTU).

En la Práctica

Ordenar por:

Más de 80 trabajadores expuestas a productos químicos en plantación de flores de origen neerlandés21-10-2016

El 21 de octubre, más de 80 trabajadores, en su mayoría mujeres, de una plantación de flores propiedad de la empresa neerlandesa Royal van Zanten tuvieron que ser tratados por presentar diversos problemas de salud tras haberse visto expuestos a sustancias químicas peligrosas en uno de los invernaderos en Wakiso. Según el sindicato Uganda Horticultural Industrial Services Provider and Allied Workers Union (UHISPAWU) y la Ugandan Association of Women Lawyers (FIDA-Uganda), en la mañana del 21 de octubre, la dirección de la empresa envió a un grupo de unos 40 trabajadores a recolectar flores en un invernadero que había sido desinfectado apenas dos días antes con un pesticida autorizado, aunque las normas de seguridad exigen esperar un mínimo de cinco días. Cuando el primer grupo empezó a mostrar síntomas de una grave intoxicación (vómitos, cefaleas y dolor abdominal, severa irritación en la piel y en los ojos) la dirección envió a otro grupo para continuar el trabajo. Este grupo desarrollaría los mismos síntomas. Pese a sufrir una intoxicación grave, ninguna de las personas afectadas sería trasladada al hospital, sino que fueron tratadas en el dispensario de la empresa y algunas recibieron tratamiento en una clínica local. Básicamente se les administraron analgésicos y fueron dadas de alta sin ningún informe médico. Todos los gastos corrieron a cargo de Royal van Zanten. Cuatro de los afectados recibieron 40.000 UGX (unos 10 USD) cada uno, para cubrir los gastos adicionales de tratamiento. Al ser trasladados al hospital –a instancias de UHISPAWU y FIDA-Uganda– se confirmó el diagnóstico de envenenamiento por productos químicos. Varias de las personas afectadas seguían hospitalizadas un mes más tarde.

La dirección de la empresa publicó un comunicado haciendo referencia a las reuniones mantenidas entre la compañía, los empleados y representantes del Ministerio de Trabajo, al tiempo que negaba toda responsabilidad por el incidente. La dirección aducía que el problema fue que los trabajadores no respetaron el procedimiento de seguridad y entraron en el invernadero sin observar el período de seguridad. Afirmó además que se les aportó toda la asistencia médica necesaria y se realizaron los análisis correspondientes, que indicaron que no habían sufrido ningún daño permanente.

El Ministerio de Comercio se puso del lado de la empresa y rechazó las demandas de los trabajadores. El Ministerio anunció además que trataría la cuestión conjuntamente con el Ministerio de Trabajo “para asegurarse de que Uganda no pierda el mercado exterior de su producción de flores”.

Según UHISPAWU, en Royal Van Zanten los trabajadores cobran entre 100.000 UGX (27 USD) y 200.000 UGX (54 USD) al mes. Aunque están expuestos a sustancias químicas peligrosas cada día, su ropa de protección se limita a botas de goma y delantales. Los incidentes de exposición imprudente no son raros –un caso similar tuvo lugar un año antes y otro se produjo en una finca de Royal van Zanten en Mukono diez días antes del incidente de Wakiso–. La respuesta de la dirección fue similar: acusando a los trabajadores de manipular los productos químicos de forma “irresponsable” y sin seguir las instrucciones.

Las detenciones de sindicalistas no son raras19-05-2014

Las detenciones de sindicalistas no son raras en Uganda. Ezra Kanyana, del sindicato de artistas, y Basra Stephen, del sindicato de trabajadores hortícolas, fueron detenidos por exigir la introducción de un salario mínimo. Las manifestaciones a menudo son prohibidas. Entre este tipo de detenciones se encuentra la que tuvo lugar el 1 de mayo de 2013, cuando fueron arrestados los dirigentes de la Central Organisation of Free Trade Unions (COFTU) y la National Organisation of Trade Unions (NOTU) durante las celebraciones del Primero de Mayo, por reclamar un salario mínimo. Fueron mantenidos en detención en la comisaría de Kampala durante dos días antes de recuperar su libertad bajo fianza.

Negociación colectiva ignorada, derecho de sindicalización denegado31-12-2010

La National Organisation of Trade Unions (NOTU) informó en noviembre que había presentado una demanda ante el Inspector General de Policía, el General Kale Kayihura, por las condiciones de trabajo de los guardias de seguridad privada. Más de 35 empresas de seguridad privada están registradas en la policía, y muchas de ellas emplean a más de 250 guardias. Los guardias se quejaban de que no habían sido respetadas las condiciones establecidas en los convenios colectivos, incluyendo la compensación por lesiones y los procedimientos de despido adecuados. También se quejaron de que, en algunos casos, los empleadores deniegan a los guardias de seguridad el derecho a afiliarse a sindicatos.

Sin negociación colectiva en el sector público31-12-2010

Ningún sindicato de los servicios públicos, incluido el personal médico y los docentes, puede negociar sus salarios ni sus condiciones de empleo, dado que éstos vienen fijados de facto por el Gobierno

© ITUC-CSI-IGB 2013 | www.ituc-csi.org | Contact Design by Pixeleyes.be - maps: jVectorMap